Imagen influencer

 

Hace poco estaba leyendo un artículo muy interesante en Facebook que compartió un colega. La autora es Gabriela Castellanos, una publicista venezolana residenciada en España cuya basta experiencia le ha hecho ganarse el apodo de “Reina del Marketing” entre algunos entendidos. En la publicación, la autora simplemente mostraba mensajes privados que le habían enviado una buena cantidad de seguidores cuando ella les solicitó saber a dueños de cuentas corporativas cuáles habían sido sus experiencias con influencers a través de las RRSS.

 

Las respuestas no se hicieron esperar a través de Instagram donde decenas de personas enviaron sus capturas de pantallas a Gabriela para que esta viera por sí misma la manera en que estas “personalidades” hacían sus ofertas a través de Instagram. Si todavía no tienes una presencia robusta en las redes sociales o la estrategia que has estado llevando a cabo no ha dado los resultados que esperabas, mira este artículo de Gananci para saber si has estado enfocándote en las plataformas correctas.

Al leer cada una de las capturas que Castellanos compartió en su cuenta de Instagram pude observar todo un desfile de errores tras errores que muchas veces se cometen en la gestión de cuentas de redes sociales corporativas o de “influencers” y a continuación los resumiremos. No hablaremos de la importancia de la calidad del contenido o del uso correcto de los hashtags porque ese es contenido de la lección básica.

A continuación, encontrarás errores que van un poco más allá y que quizá no has leído o escuchado en ninguna parte. Puede que hasta los hayas cometido sin saber y hayas estado a punto de aparecer entre los mensajes directos que publicó esta especialista del marketing digital. Lo bueno es que ella cuidó la identidad de los involucrados para evitar la vergüenza y el escrutinio público.

Antes de pasar a la lista de los errores, hay que refrescar el concepto de influencer, porque mientras más familiarizados estemos con el mismo más fácil será comprender por qué los puntos expuestos abajo son equivocaciones en toda la extensión de la palabra: influencer es una persona que tiene una audiencia fidelizada sobre la cual -aunque suene redundante- influye porque esta confía en sus opiniones, recomendaciones, entre otros, al tenerle en alta estima.

Existen influencers que han construido su audiencia a través de su desempeño en las redes sociales, mientras que otros son famosos por su exposición en la televisión, cine, deporte o cualquier otra área donde se destaquen. Esta audiencia que esas personas hayan conseguido a través de distintas plataformas, la pueden migrar a las RRSS y con una buena gestión de las mismas convertirse en influencers renombrados.

Share This

La buena gestión es la clave, porque la mayoría de los casos de “influencers” cuyos mensajes directos a las marcas dejaban mucho que desear provenían de personas famosas (o que en algún momento lo fueron), con un buen número de seguidores, pero que demostraron con su comportamiento que no saben de qué se trata ser un verdadero influencer.

Para que esto no te ocurra a ti, mira los errores de los cuales debes cuidarte para no afectar negativamente tu marca personal:

- Pedir servicios/productos de manera gratuita: una práctica bastante común entre las marcas e influencers es realizar alianzas publicitarias donde ambas partes ganen. Los influencers no pueden pedir regalos adjudicándose dicha etiqueta.

En tal caso, si las marcas tienen a bien hacer un regalo, los influencers pueden aceptarlos. Su credibilidad vendrá al decirle a su audiencia lo que verdaderamente opinan de dicho regalo y no tratar de venderlo a toda costa -aunque no cumpla con sus estándares-. Esto es algo que se ha perdido mucho, pero debe ser rescatado porque a medida que funcione, también lo hará el marketing de influencers.

- Tratar de hacer negocios sin tener lo necesario: siguiendo el punto anterior, cuando no tienes algo de calidad que ofrecer de intercambios con las marcas con las que pretendes hacer negocios, te estás aprovechando de tu audiencia y de las marcas para conseguir cosas que solo te benefician a ti.

Muchas denuncias provenían de cuentas de pequeñas marcas o emprendimientos en Instragram que mostraban como algunos autodenominados “influencers” hacían todo tipo de pedidos de sus productos/servicios ofreciendo pagarlos con publicidad en sus cuentas -que no eran las más ideales-.

Es cierto que las redes sociales muestran la realidad que tú decidas enseñarles a tus seguidores, pero es preferible ser real y auténtico, que dañar tu marca personal incluso antes de que esta tenga la oportunidad de despegar.

Si quieres mostrar una vida lujosa, no pretendas hacerlo a través de intercambios, puedes aprender cómo ganar dinero y con tus propios ingresos adquirir productos/servicios para mostrar en tus perfiles.

Antes de tratar de hacer negocios ofreciendo publicidad en tu cuenta, asegúrate de que la misma sea apta, que tengas un buen engagement, que los seguidores sean reales y relevantes para la marca a la cual quieres hacerle la propuesta. Si vas a hacerle una propuesta a un restaurante mexicano, pero la mayoría de tus seguidores son de Guatemala ¿Cuál sería la ganancia de esa empresa?

Recuerda que cuando envías una propuesta, lo siguiente debería ser que la marca la evalúe y eso incluye un estudio de tu cuenta, así que si has comprado seguidores o si tu contenido es mediocre, esto se reflejará y dejarás una muy mala impresión a la marca.

- Enviar mensajes genéricos a las marcas: si no cometes ninguno de los errores anteriores, tienes una cuenta con un buen porcentaje de engagement (aunque no tengas cientos de miles de seguidores) y deseas tener alianzas con marcas, no hay problema en que seas la persona que se acerque a estas para realizar las propuestas.

Estas propuestas deben ser personalizadas y bien estudiadas para demostrar profesionalismo de tu parte. Cuando envías un mismo mensaje genérico a distintas marcas estarás poniendo en tela de juicio la importancia que le das a tus alianzas comerciales. Además, al tomarte el tiempo de estudiar a la marca y escribir una buena propuesta, las posibilidades de acertar aumentan.

 

Regístrate como influencer y envía tu propuesta a las marcas.

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar