Muchas figuras famosas se animan a hacer viajes de este tipo para demostrar su solidaridad con las personas más necesitadas y ayudarles con lo que puedan. Esta vez ha sido Dulceida la influencer española, pero no le ha salido del todo bien. 

La influencer catalana ha subido unas fotos a su perfil de instagram que no han gustado a todo el publico, la foto más destacada es el baño que se estaba dando en Cape Town, mientras esta ciudad sigue en sequía. La foto que ya ha sido borrada por Dulceida y pedido disculpas por ella pero hay más...

La otra imagen es la de tres niños de un poblado, que salen posando con las gafas regaladas por la misma influencer. 

 

Esta mañana la influencer ha publicado un historia en instagram disculpándose:

Dado lo acontecido durante el día de ayer, me veo obligada a emitir este comunicado. En primer lugar, es totalmente falso que comerciáramos con las gafas de sol que le dimos a los niños. Es más, no tengo ninguna colección de gafas de sol en este momento, ni colaboro con ninguna marca de gafas de sol en este momento, por tanto, es una absoluta incoherencia que yo buscara lucrarme con es publicación. Simplemente nos pidieron las gafas y se las regalamos, todo lo demás es falso.

Mi intención en ningún momento ha sido la de hacer daño con las fotografías, ni mucho menos utilizar a la gente de la tribu y lamento mucho si alguien se ha llevado esa impresión. estamos haciendo un safari turístico por áfrica y en la ruta nos llevaron a conocer a la tribu, una experiencia maravillosa para volver a repetir. 

Respecto a la publicación que me estoy bañando en Cape Town, borré la fotografía en cuanto me comunicaron la sequía que tiene la ciudad actualmente. Y pedí disculpas inmediatamente en mis redes sociales. Desconocía en ese momento que había esa restricción y sé que el desconocimiento no exime la culpa, pero así fue y lo lamento.

Por todo esto, se me ha insultado, se me ha vejado, se me ha maltratado con total vehemencia en las redes sociales. Se ha llegado a desear mi muerte, sí, mi muerte, solo por publicar en Instagram una foto donde no hago daño a nadie. La crítica se pude entender, pero hay límites que no se deben superar.

No soy la mejor persona del mundo, pero intento se buena y poner mucho amor en todo lo que hago. No tengo que justificar ni mostrar públicamente las aportaciones desinteresadas que hago con las distintas organizaciones, por eso mismo, porque son desinteresadas, pero no juzguéis sin conocer y sin ver más allá de lo que muestra la imagen.

Esta será la última vez que me pronuncie sobre este tema. Sé lo que conlleva ser un personaje público, pero eso no justifica las agresiones verbales que he sufrido durante estos días, me haya confundido o no. Ni por supuesto las invenciones y noticias falsas sin contrastar que se han publicado respecto a mi persona. No todo vale.

Llevo trabajando desde hace 8 años en esto y amo mi trabajo. Me hace muy feliz poder dedicarme a lo que me gusta, tengo esa suerte y eso es algo bueno ¿por qué tanto odio?

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar