Uno de los oficios más llamativos en la actualidad tiene que ver con monetizar la influencia y el contenido que se publica en las redes sociales. Este movimiento comenzó desde hace bastante tiempo, pero hace unos pocos años para acá fue cuando se conoció el verdadero valor de estas personas cuando se empezaron a publicar sus ganancias y se volvió de conocimiento general la capacidad que tenían ellos de generar dinero a través de estas plataformas que muchos utilizan para simple ocio.

Por eso, cada vez hay más personas tratando de pasar por ese camino que otros ya han pavimentado con su experiencia previa. Muchos quieren volverse influencers y hacen todo lo que está a su alcance para lograrlo. Sin embargo, no todos los que tienen la intención logran cristalizarla, esto ocurre porque pueden estar cometiendo alguno de los errores que nombraremos a continuación. Si tú eres alguien que aspira a ser influenciador, pero tienes tiempo tratando y no has visto los resultados esperados, no te rindas, mira estos pensamientos de motivación para tomar nuevas fuerzas.

1.- Creer que se logra por suerte: es cierto que muchas personas han pasado del absoluto anonimato a ser grandes celebridades gracias a las redes sociales, pero esto no quiere decir que esto haya sido por un golpe de suerte. La mayoría de ellos son comprometidos creadores de contenido, y aunque a ti puede que no te parezcan genios de la comedia o en sus respectivos campos, esto no quiere decir que sean malos o irrelevantes, simplemente no eres su target.

2.- No segmentar el público al que te diriges: los influencers son una marca, así que si estás tratando de posicionarte es vital que sepas el público al que te diriges, para que puedas enfocarte en complacerlos ¿Quiénes crees que disfrutan tus publicaciones? Piensa en el género, edades, profesiones, gustos, intereses y más. Ahora que tienes un perfil construido, apóyate en él para crear contenido que les atraiga para fidelizarlos y así seguir construyendo una audiencia sólida que crezca sostenidamente.

No trates de gustarle a todo el mundo, aparte de que te desgastarás y frustrarás porque es imposible, no lo lograrás. Lo recomendable es que te enfoques en un tipo de público y hagas lo posible por agradarles a ellos. Es mejor tener una audiencia pequeña, pero bien fidelizada y sobre los que tengas una influencia considerable, así es que se comienza con buen pie.

3.- No crear contenido de calidad: debes fijarte en la edición de tus videos, calidad de la imagen, audio, iluminación, entre otros elementos. Si entregas contenido de baja calidad las personas no te van a tomar en serio y mucho menos las marcas de las cuales podrías ser embajador potencial.

Prefiere la calidad sobre la cantidad, no publiques a menos que estés completamente satisfecho con el resultado de tu foto/video. Recuerda que una vez subes algo a internet se vuelve parte de tu marca personal y de tu reputación, aunque más adelante lo borres, quizá otras personas lo hayan descargado previamente.

Si no tienes los equipos necesarios para lograr publicaciones como las que sueñas, aprende cómo ganar dinero en Gananci, así aumentarás tus ingresos y podrás destinar esos fondos para adquirir lo que necesitas para convertirte en un influencer profesional.

Por otro lado, el contenido de calidad no se limita a una cámara profesional, sino a la manera en que la uses y también el contenido que ofrezcas. Si la imagen es hermosa, pero el contenido no es interesante ni relevante para el público que elegiste, estarás trabajando en vano.

4.- No ser constante: influencer que se respete debe realizar publicaciones periódicas. Esta periodicidad no debe ser demasiado espaciada entre sí. Mientras se está iniciando, al menos una vez al día debe recordarle a su audiencia que está ahí con publicaciones interesantes.

Este es uno de los elementos en los que más fallan las personas que están tratando de convertirse en influencers. No tienen la constancia ni la perseverancia necesaria para serlo. Al principio será difícil porque no estarás percibiendo ninguna remuneración económica. Por eso debes tratar de conseguir la influencia en un campo que sea de tu agrado y que te apasione, para que no te pese de ninguna manera tener que publicar a diario, aunque todavía no tengas frutos económicos.

Esta es la parte más complicada porque muchas personas se sienten muy motivadas cuando comienzan, ponen todas sus ganas y sus conocimientos en sus redes, pero al ver que tienen pocas visitas, pocos seguidores y poco apoyo (relativamente), se dejan vencer porque esperaban resultados inmediatos.

Para fidelizar una audiencia se requiere convicción y tiempo, lo mas probable es que el primer video que publiques no se vuelva viral, ni el segundo, ni el tercero. Pero si quieres ser influencer debes seguir publicando y prestándole atención a las sugerencias y opiniones de tu audiencia.

5.- No realizar mediciones: los influencers deben prestar atención a las analíticas. Fíjate en el comportamiento de tu audiencia con ciertas publicaciones, si tienes buenos números, sabes que es algo que puedes seguir haciendo. Por otro lado, cuando veas que algunas publicaciones no se desempeñan bien, es momento de realizar cambios en ellas para que sean de agrado para tu audiencia. Al público hay que darle lo que desee, ese es el secreto del éxito de los influencers.

Estudia a tu público, mira lo que hacen otros influencers de tu campo e inspírate, mejora sus estrategias y respétalos. Hazles saber en tus publicaciones que los valoras, interactúa con ellos y muéstrate accesible, esta es una estrategia importante de fidelización.

Si estás fallando en alguno de pasos anteriores -o en todos- ya sabes cuáles son los aspectos que debes mejorar para empezar a ver cómo se multiplica tu audiencia.

Si necesitas ayuda para ser un buen influencer no dude en contactar con nosotros estaremos encantados de ayudarle.  

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar